jueves, 10 de mayo de 2012

A Volar


              ¡Hasta cuándo el vuelo se hace tan largo! ¡Hasta cuándo el camino es el mismo de hace cien años! ¿Hasta cuándo mis ojos se siguen cerrando para buscar los tuyos? Ya no hay tiempo que aguante, ya no hay paciencia que perdure, te dejo desvanecer de entre mis piernas que trataban de atarte a mi ... y yo sin poder caminar... y yo sin poder ni mirar... Ya vete, antes que corra nuevamente para seguir tropezando en la misma roca que veo como una gema brillante cada vez que cierro mis ojos para buscar los tuyos.


10.05.2012                                                                                                                                    AlEspejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario