jueves, 30 de enero de 2014

Despertar después del túnel.

    Como el despertar de los ojos de un bebé al ver a su madre luego del sueño mas profundo   que le hizo sentir perdido en un mundo demasiado gigante para poder reconocer.
    Como el choque del cuerpo contra el colchón que recibe el pesar del dia entero, el mismo que mantiene aquellas oscuras sábanas que envuelven un cuerpo        extraño al que se empiezan acostumbrar. 
    Como una mariposa miedosa de su primer agitar de alas,  pero segura de jamás querer parar el vuelo como sabiendo que le espera el destino más hermoso.    
    Es la luz que se encendió para verte vivir, el pensamiento de un futuro que no quiere morir.

                                                     Al.Espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario